Los 28 principales beneficios de la práctica del YOGA

Conoce nuestras fundas para llevar tu esterilla de Yoga

En este artículo hemos recogido los principales beneficios atribuidos a la práctica del Yoga, que esperamos sean de tu interés. Cabe destacar que el Yoga aporta beneficios en tres planos, el físico, el mental y el emocional/espiritual, y su práctica te llevará a obtener un cuerpo firme, estabilidad mental y un espíritu benevolente.

Los 28 principales beneficios son:

1. Mejora general de la flexibilidad: tal vez sea el beneficio más palpable de todos. Las primeras clases no serán fáciles, pero con el tiempo seguramente te podrás tocar sin problemas las puntas de los pies con las manos y realizaras arcos hacia atrás, entre otras posturas que tal vez ahora te parezcan imposibles.

2. Te volverás más fuerte: las diferentes posturas (asanas) te ayudarán a tonificar cada parte de tu cuerpo.

3. Te volverás más resistente: con práctica regular, conseguirás incrementar paulatinamente tu capacidad de trabajo y resistencia.

4. Mejorarás tu aspecto general: los músculos más fuertes ayudan a mejorar nuestro aspecto general (moldea el cuerpo). La combinación de fuerza y flexibilidad te protegerán de dolencias como la artritis o el dolor de espalda.

5. Mejorarás tu postura: con el paso del tiempo conseguirás una mejor postura erguida y prácticamente sin esfuerzo, gracias al equilibrio que conseguirás del tono y la flexibilidad.

6. Aprenderás a mantener la cabeza en línea: es muy importante fortalecer el cuello y mantener la cabeza bien equilibrada «en línea», ya que, por ejemplo, mantenerla muy inclinada hacia adelante, hace que nos sintamos más fatigados, produce dolores cervicales, dolores de cabeza, artritis degenerativa de la columna, entre otros.

7. Corregirás la postura corporal: relacionado con el anterior punto, el Yoga corrige y ayuda a mantener una buena postura corporal, que hoy en día tenemos tan olvidada producto del trabajo en oficinas y el sedentarismo.

8. Mantendrás las vértebras saludables: los movimientos continuados de aperturas y cierres de las diferentes posturas hacen que las vértebras puedan conseguir sus nutrientes y ayudará a que se mantengan saludables.

9. Control del azúcar y colesterol: Se ha demostrado que el Yoga reduce los niveles de azucar en la sangre, así como el colesterol «malo» LDL al tiempo que aumenta el colesterol bueno «HDL». Practicar Yoga reduce el cortisol y la adrenalina, lo cual promociona la pérdida de peso y mejora sensiblemente la sensibilidad a los picos de insulina. Si disminuimos los niveles de azúcar, también reduciremos las complicaciones derivadas del mismo, como ataques al corazón, problemas renales o ceguera.

10. Aliviará tus tensiones: la práctica regular del Yoga te ayudará a deshacerte de la tensión acumulada (mental y física) de todo la jornada.

11. Mejorará tu respiración: Otro de los beneficios del Yoga es que te enseña a respirar correctamente, lo cual aumenta la oxigenación de las células. Las posturas (asanas) combinadas con una correcta respiración mejorará tu circulación sanguínea en general, lo cual resulta muy beneficioso para nuestro cuerpo. También aprenderás a respirar profundamente y a ritmo pausado, lo cual ralentiza el ritmo cardíaco, relaja los músculos y equilibra el sistema nervioso.

Durante la postura del savasana, utiliza nuestras almohadas para los ojos. ¿Aún no tienes la tuya?

12. Adiós al estrés: Como hemos dicho antes, la práctica del Yoga ayuda a reducir el nivel de cortisol, la hormona relacionada con el estrés. Tener alterada dicha hormona provoca una presión arterial alta, mal humor, aumento de peso y problemas digestivo y de sueño, entre otros. El Yoga reducirá los efectos físicos y mentales del estrés.

13. Dormirás mejor: practicar Yoga te ayudará a conciliar mejor el sueño, pudiendo llegar a dormir más profundamente. Hay determinadas asanas como el Yoga Nidra (relajación guiada), el Savasana (relajación profunda consciente), pranayama (técnicas respiratorias) que nos ayudan a en nuestra relajación y en nuestro sistema nervioso.

14. Recuperarás tu Paz interior: Conseguir la paz interior y la quietud son otro de los grandes beneficios que comparten la práctica del Yoga y la Meditación.

15. Alivia el dolor: se ha demostrado que la práctica del Yoga, la relajación y la meditación ayudan de manera notoria en la reducción del dolor en personas enfermas o con dolencias de cualquier tipo. Durante la relajación se pone atención y energía en las partes del cuerpo afectadas, permite conocer nuestras sensaciones, gestionarlas, controlarlas y concentrándonos en ellas, aprendemos a «escucharlas» y a reducir sus efectos.

16. Estimularás los órganos internos: las diferentes posturas y ejercicios estimularan tus órganos, produciendo grandes beneficios en el sistema endocrino y neurológico.

17. Ayuda en la pérdida de peso: Sí, también puede ayudarte como complemento a una vida sana y en procesos controlados de pérdida de peso, si bien, no debe ser el motivo principal por el cual nos decidamos por su práctica. Probablemente el Yoga te permitirá un acercamiento a una vida más sana – en consonancia con la filosofía de vida de muchos de sus practicantes- , ingiriendo mejores alimentos y llevando una vida más saludable.

18. Anti estreñimiento: el estrés es capaz de potenciar el estreñimiento, las úlceras y el síndrome de colon irritable, y la práctica del Yoga, como hemos dicho antes, reduce el estrés, por lo que los sufrirás menos. El Yoga obliga a mover el cuerpo y determinadas torsiones también colaboran a mover los desechos por los intestinos de manera más fluida.

19. Fortalecerás la masa osea: un estudio de la Universidad de California demuestra que el Yoga intensifica la densidad osea y baja los niveles de cortisol, lo cual contribuye a conservar el calcio en los huesos.

20. Mejorarás tu el sistema linfático: el Yoga colabora en el buen funcionamiento del sistema linfático en su lugar contra infecciones y enfermedades de tipo inmune.

21. Mejorará la circulación: el Yoga hace que la sangre fluya más por todo tu cuerpo, aportando más oxígeno a las células, mejorando su funcionamiento. El Yoga también mejora los niveles de hemoglobina y células rojas que transportan el oxígeno a los tejidos y disminuye el nivel de proteínas coagulantes en la sangre, lo que contribuye a disminuir las posibilidades de sufrir un infarto.

22. Mejorará tu vida sexual: se dice que aumenta el nivel de hormonas sexuales a la vez que genera estímulos mentales asociados a la excitación sexual.

23. Paz interior: muchos ya sabemos que la verdadera paz se encuentra en nuestro interior, y la práctica del Yoga y la meditación ayudarán a conseguirla.

24. Se feliz: un estudio de la Universidad de Wisconsi, afirma que la meditación aumenta la actividad del cortex izquierdo, que es el relacionado con niveles altos de felicidad y mejora del sistema inmune. La práctica del Yoga mejora los estados depresivos aumentando la serotonina y disminuyendo los niveles de monoamina oxidasa y el cortisol.

25. Relájate: la relajación es otro de los grandes beneficios del Yoga. Conseguirás ralentizar tu respiración y conseguirás centrarte en el momento presente, lo cual mantendrá en equilibrio tu sistema nervioso simpático (que incita a la huida o lucha), y el sistema parasimpático (calma y restauración). Además, bajar el ritmo respiratorio hace que también baje el ritmo cardíaco la presión arterial, aumentando de sangre los intestinos y los órganos reproductivos.

26. El sonido beneficioso: durante la práctica del Yoga «cantarás» determinados mantras y el conocido «Om». Pues bien, según un estudio del Instituto Karlinska de Suecia los sonidos, mantras o el propio Om, abren la sinusitis y facilitan su drenaje. Además, cantar en grupo siempre nos llena de energía y vitalidad, y la exhalación prolongada aumenta el equilibrio del sistema nervioso.

27. Mejorarán tus relaciones personales: el Yoga te permitirá estar más relajado y contento, y verás los problemas de otra manera, incluso a veces con cierta distancia. Esto te permitirá mejorar tus relaciones personales con tus seres queridos. Si al Yoga le suma 15 minutos de meditación, potenciarás tu paz interior y tu felicidad.

28. Para cualquier edad: sea cual sea la edad del practicante, el Yoga puede mejorar tu vida, tu salud física y mental. Mediante las asanas mejorarás tu coordinación, la concentración y la memoria, además de todos los beneficios antes mencionados. Antes de empezar a practicar Yoga, deberás conocer sus diferentes modalidades y ver estudiar la que se adapte mejor a tus necesidades y características.

A partir de aquí, sólo te queda la práctica del Yoga con regularidad. Consulta a un buen profesional para que te oriente y ten paciencia. A la hora de iniciarse debes tener algunas precauciones en caso de sufrir patologías especiales, por lo que recomendamos que consultes primero con tu médico.

Los que llevamos un tiempo practicándolo y conocemos sus beneficios, sabemos que el Yoga ha venido a nuestra vida para quedarse.

Francesc Hdez.
www.savasana.es

 

Fuentes consultadas:
– Timothy Mc, Doctor en Medicina, especialista en medicina interna y Yoga Terapéutico.
– yoga.guiafitness.com
– yogaparaprincipiantesonline.com
– elyoga.about.com
– medicinanatural-alternativa.com
– expansion.com

 

Conoce nuestros últimos productos:

Ir a la tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *